Algunas de nuestras inmersiones

El puerto de Colindres se sitúa en la desembocadura de los ríos Asón, Limpias y Rada. Juntos conforman la ría de Treto y la salida al mar. Recorremos toda la ría en un paseo que deja Santoña a su izquierda y Laredo con su playa y bosque a su derecha. La ría de Treto es un área protegida del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, por lo que es posible disfrutar del avistamiento de diversas especies de aves marinas que buscan refugio en esta reserva.

Al final de la ría de Treto se alza el monte Buciero y bajo él, la bahía de Santoña desemboca directamente en el mar. En las faldas del monte Buciero nos despide el imponente Fuerte de San Martín, una militar del siglo XVII con forma de herradura y más de 2.700 metros cuadrados de superficie. Se trata de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural, y posiblemente el único ejemplo conservado en España del sistema de fortificaciones Carnot.

Dejamos atrás los cañones y baterías del fuerte de San Martín para adentrarnos en aguas cantábricas. La zodiac continúa su recorrido doblando en Monte Buciero y dejando a la vista su orografía, formada por caprichosas torres y pináculos calcáreos. El más llamativo de todos ellos es la llamada Peña del Fraile, en cuyo escarpado perfil se adivinan varias cavidades con restos prehistóricos. Cuenta la leyenda que una salva al unísono de todas las baterías y fuertes del monte Buciero hizo que se desprendiera la cabeza del “fraile”.

Peña del Fraile

Nos sumergimos a los pies de la Peña del Fraile para descubrir un fondo muy tranquilo y asequible, a apenas 6 metros de profundidad.  Se trata de un entorno luminoso, cálido y protegido que cumple la función de “guardería” para la fauna del lugar, por lo que proliferan los bancos de alevines de diversas especies autóctonas. El recorrido sigue la pared del acantilado en dirección norte, ramificándose en un pequeño laberinto de rocas bajas y lagunas de arena que invitan al paseo libre y a la exploración. “La Peña del Fraile” es una inmersión sencilla pero muy vistosa, que por la cantidad de vida que alberga se ha ganado el sobrenombre de “el acuario”.

peña del fraile

Las Agujas

Las Agujas es un arrecife ovalado situado frente a la ría de Santoña, entre el faro del Caballo y el Faro del Pescador. Se trata de una inmersión asequible con un recorrido circular que va rodeando desde los 16 metros de profundidad de fondo hasta los 8 ó 9 de su plataforma superior. Resulta un entrono ideal para la formación de OWD y además facilita la orientación ya que la estructura está aislada por arena. “Las Agujas” se caracterizan sobre todo por la belleza de sus caprichosas estructuras pétreas que forman columnas, torrecillas, pasadizos y demás figuras a nuestra imaginación y capricho. Al ser un entorno rocoso proliferan los cabrachos, los congrios, los nudibranquios y todo tipo de animales que encuentran en el arrecife alimento y protección.

Las Agujas

Faro del Caballo

Esta inmersión se desarrolla en uno de los entornos más espectaculares, ya que se fondea justo frente al magnífico Faro del Caballo. El Faro es una estructura del siglo XIX a la que se accede descendiendo por el acantilado a través de un vertiginoso sendero de 700 escalones tallados en roca viva, que pueden observarse desde la zodiac.

Comenzamos la inmersión explorando la zona de cavernas horadadas en la base del acantilado, todas ellas iluminadas por la luz del exterior y dentro de los límites del buceo recreativo. Estas cavernas están cubiertas sólo parcialmente por el mar, por lo que nos permite ascender a la superficie y admirar los maravillosos velos y coladas que adornan el techo abovedado de esta joya natural.

Accedemos al entorno a través de un pasadizo que desemboca en la gran caverna. Para observar más de cerca la belleza de sus formaciones pétreas, recorremos un pequeño pasadizo hasta perder profundidad. Desde aquí podremos enfocar nuestras linternas hacia el techo y admirar con tranquilidad la magia de esta caverna, que aparece iluminada por los haces de luz que penetran por las grietas, y que crean preciosos contraluces y juegos de sombras.

Salimos al exterior por un segundo pasadizo que desemboca en el extremo norte del Faro del Caballo, donde disfrutaremos de la experiencia de bucear bajo el gran arco de piedra que une la pequeña península del faro con los acantilados del Monte Buciero. Finalizamos el recorrido rodeando el faro y relajándonos en un pequeño “acuario” de apenas 5 metros de profundidad. Se trata de un área cálida y muy iluminada que, al igual que la inmersión “Peña del Fraile”, es el entorno ideal para observar a los alevines de las especies autóctonas.

Faro del Caballo

El Circo

“El Circo” es una de nuestras inmersiones favoritas; una inmersión caribeña (sin fondeo) con una profundidad máxima de 18m. La estructura que nos aguarda abajo recuerda a los grandes circos romanos: se trata de una gran explanada de arena rodeada por paredes verticales que culminan en un altiplano decorado de algas y lleno de vida sobre el que planean grandes bancos de peces. Entraremos en la “arena” a través de un pequeño arco situado justo al lado del arpeo, y recorreremos su perímetro para luego subir a la zona alta del “circo”, donde proliferan las variedades de crustáceos. Desde aquí descenderemos otra vez hasta un laberinto de cañones con paredes de hasta cuatro metros de altura, donde en primavera y si tenemos suerte podremos encontrar huevos de manta y tiburón. Se trata de un paisaje de una orografía rocosa espectacular, la versión submarina de los célebres acantilados del Monte Buciero. Antes de ascender a superficie, y si nos da tiempo, pasearemos por una zona de “paisaje lunar” muy característico donde veremos un gran ancla antes de lanzar nuestras boyas y comenzar el ascenso.

El Circo

Fran Reef

Para los buceadores que buscan algo más de profundidad, tenemos esta preciosa inmersión en mar abierto de unos 35m de fondo. Seguiremos las lastras y cañones entre grandes gorgonias. Buscaremos los pequeños nudibranquios entre sus hojas y a los grandes crustáceos en las baldas y grietas que forman la orografía del lugar.

Fran Reef