Es el primer año que nos decidimos a organizar una limpieza de un rinconcito de nuestro Cantábrico. Con el tiempo todos los plásticos y basuras que acaban en el mar o que salen por la ría acaban enganchados en un pequeño arrecife que hay a su salida. Así que decidimos arremangarnos los neoprenos y a principios de la temporada darnos un paseo y limpiarlo un poco. Decidimos compaginar la limpieza con una recogida de alimentos para la Cruz Roja de Laredo. Nos juntamos un grupo de amigos y allí que nos fuimos a limpiar ese trocito de mar.

Recogimos una buena cantidad de alimentos y de basura!

Muchas gracias a todos por participar y ayudarnos en estas campañas. El año que viene repetimos!